Camino

Lee en tu Biblia: Marcos 1:1-8
“Está escrito en el libro del profeta Isaías: envío mi mensajero delante de tí para que te prepare el camino”

Juan el Bautista predicaba que después de él vendría alguien más poderoso y que él, ni siquiera, merecía agacharse para desatarle la correa de sus sandalias, anunciando así la llegada de Jesús.
El anuncio de la llegada de Jesús no fue pasivo para Juan sino activo. Juan el Bautista estaba preparando el camino para que Jesús desarrollara su ministerio y fue él mismo quién lo bautizó.
Muchas veces sentimos que nuestros dones son insignificantes o que no somos merecedores de la gracia de Dios, sin embargo, en los planes de Dios, nuestro lugar y nuestro testimonio son únicos e irreemplazables. El testimonio de Juan nos convida a poner nuestra fe en acción, a preparar la senda para la vida de fe, en allanar caminos para que también nuestros prójimos conozcan a Dios.
Al igual que nuestras rutas y caminos que en estos tiempos necesitan ser reparadas para poder transitar, es necesario que cada uno de nosotros y nosotras continúe quitando las piedras, tapando los baches, haciendo que la vía de Jesús sea transitable y accesible para todas y todos.

Oramos por quienes ponen barreras a Dios en sus vidas.

Carola Tron

Crédito imagen: morguefile.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *