Ana De Medio

Ana de Medio

La delegada fraternal por la Iglesia Evangélica Discípulos de Cristo de Argentina, Ana De Medio, compartió sus experiencias de trabajo en organismos ecuménicos, su visión sobre estos, y sobre su participación en el Sínodo valdense rioplatense.

¿Participás como delegada de alguna institución en particular?

-Tengo varias camisetas puestas. En principio y fundamental, vengo por la Iglesia Evangélica Discípulos de Cristo (IDC) donde soy miembro del comité ejecutivo. También como presidente de la junta directiva del Consejo Unido de Educación Cristiana (CUEC). Además vengo por la Federación de Iglesias Evangélicas de Argentina (FAIE), que nuclea 19 iglesias de Argentina, históricas y pentecostales.

¿Cómo es la relación entre la IDC y la Iglesia Evangélica Valdense (IEVRP)?

-Nosotros como IDC, estamos muy cercanos y tenemos mucho respeto por los hermanos y hermanas de esta querida Iglesia. Represento una Iglesia pequeña, con 7 comunidades, en el Chaco y Buenos Aires, con 109 años de historia. Desde sus principios fue una Iglesia totalmente ecuménica, muy comprometida con los derechos humanos, que participó en la fundación de varios organismos ecuménicos: Consejo Latinoamericano de Iglesias, Consejo Mundial de Iglesias, CUEC, Instituto Superior de Estudios Teológicos (ISEDET), Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH), Junta Unida de Misiones. Yo estoy como representante de mi Iglesia en varias de estas instituciones.

¿Qué opinión te merecen los organismos ecuménicos?

-Estamos viendo como Iglesia, que los organismos ecuménicos son muchos, donde participamos las mismas iglesias. Muchas veces los temas que trabajan son los mismos, o parecidos. Esto debemos modificarlo, realmente, porque no se pueden superponer tareas, dado que los recursos tantos económicos como de personas, son pocos. Además, las Iglesias están muy comprometidas para adentro, para su denominación, y esto dificulta mucho el trabajar en lo ecuménico.

“Nuestra pregunta como Iglesia es si no tenemos que aunar esfuerzos, para que los organismos ecuménicos se junten, quizá se fusionen o por lo menos que haya un mayor trabajo en conjunto.”

-Por ejemplo, juntar algunos organismos ecuménicos en uno solo, y generar áreas de trabajo con distintas especificidades, manteniendo las experiencias actuales, como la Comisión de Ayuda al Refugiado (CAREF) y MEDH en Derechos Humanos. Ya como CUEC tomamos la determinación, y fue aceptado por las Iglesias miembro, para que estemos en uno de los departamentos o programas que tiene ISEDET. Se está trabajando, con algunas dificultades, en ese sentido. Veo también que los consejos directivos de estas instituciones, no pueden acompañar adecuadamente al trabajo concreto de cada una. Entonces pasan dos cosas: los equipos, el staff de los organismos ecuménicos generan cierta desvinculación y no perciben la responsabilidad de las juntas directivas que representan a las distintas Iglesias miembro.

“Hay que subrayar que estos organismos son parte de las Iglesias, como proyectos de Misión.”

Me parece muy importante tomar algún camino, pero hay que saltar ciertas vallas, y la idea de nuclear las instituciones puede ayudar en este sentido. Hay que agiornar los organismos ecuménicos y esto lo van a dar los jóvenes.

¿Algún comentario sobre tu presencia en la Asamblea sinodal?

-Con respecto a este sínodo, me encanta venir acá, me encanta participar. Me gusta el encuentro, está siendo muy lindo; uno se da cuenta como que muchas cosas se repiten, aciertos o debilidades, y ahí nos sentimos que estamos menos solos, viviendo experiencias similares. Me pareció excelente el trabajo que esta haciendo la IEVRP en las distintas obras de servicio y programas que estuve recorriendo. Me conmovió mucho el Hogar Valdense El Sarandí, para chicos discapacitados. Dejo mi profundo reconocimiento de la vocación que se tiene para trabajar, del profesionalismo. Otra cosa que quiero reconocer es la presencia de jóvenes, quienes deben “tomar la posta” y seguir el liderazgo en estos temas.

Equipo de Prensa Sinodal

Tags: ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *