flower Lee en tu Biblia: Juan 15: 26-27

Jesús les está hablando a sus discípulos, a la comunidad de personas que estuvo con él desde el principio. A aquellos/as que lo conocieron, lo escucharon y vieron lo que él hizo. Les estaba hablando a quienes fueron testigos de ese tiempo. Les dice claramente que les enviará al Espíritu de la verdad quien dará testimonio de él y les afirma que ellos también darán testimonio.

Hoy nosotros/as como discípulos/as de Jesús seguimos recibiendo el llamado a ser testigos y a testimoniar, a compartir lo que creemos y en lo que confiamos.

Este es nuestro desafío, seguir buscando cómo comunicar y cómo vivir lo que estamos testimoniando porque corremos el riesgo de dejar de oír y de sentirnos convocados, desafiadas por el Espíritu de la verdad. Como en el texto bíblico, necesitamos que venga y nos recuerde, nos refresque lo importante, lo fundamental de ser y dar testimonio.

Y lo importante, el mandamiento que da Jesús unos versículos antes en este mismo capítulo del Evangelio de Juan, es: ámense unos a otros como yo les he amado.

Ser testigos y dar prueba del amor, a esto estamos llamados/as. Será entonces que tendremos que preguntarnos más a menudo si lo que estamos siendo, diciendo y haciendo está en esa dirección. La búsqueda personal y comunitaria, guiada por el Espíritu de la verdad, será nuestro desafío diario para vivir en plenitud el amor al que estamos convidados/as.

Yanina Vigna.
Comunidad de Flores, Buenos Aires, Argentina.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *