Pelicano Lee en tu Biblia: Juan 6 1-21

Los problemas cotidianos no nos dejan ver los pequeños milagros que Dios obra a nuestro lado, muchas son las razones por las cuales tenemos que dar gracias todos los días y no afligirnos porque no vemos alternativas posibles ante nuestras dificultades o problemas.

Había que alimentar a cinco mil, había un niño que tenía: cinco panes y dos pescados!!!… solamente… ¿qué hacemos? Era la pregunta de los discípulos. En este pasaje la palabra de Dios nos muestra que debemos ser capaces de transformarnos con gestos y acciones solidarias, comprometidas y responsables entre las personas.

Debemos depositar nuestra confianza en él, ya que frente a las dificultades propias o ajenas podemos ser herramientas para transformar aquellas situaciones difíciles y ser protagonistas activos, agentes de cambio en los lugares que nos toca vivir, o por los que nos toca pasar.

¡Dejemos que el poder de Dios nos transforme!

Nelda Eichhorn


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *