Maria Bonafede

Maria Bonafede

Valdenses y metodistas italianos todavía está pensando su histórico encuentro con el Papa Francisco en la iglesia valdense en Turín. Las siguientes son las reflexiones de una líder valdense, reconocida por los norteamericanos.

El reciente encuentro entre los valdenses y Papa Francisco levantó expectativas hacia un mejor clima ecuménico. Pero, ¿su cálida y sencilla reunión, realmente abrió nuevas perspectivas y llevó aún más lejos a las iglesias en su camino ecuménico? ¿O su reunión dejó a las iglesias esencialmente donde estaban antes de que ocurriera, sin cambiar nada, aunque algunos líderes de la iglesia tienen ahora más reuniones ecuménicas en sus calendarios?

Tan seguido como me he preguntado eso durante las últimas semanas, no he sido capaz de llegar a una respuesta inequívoca. Sin embargo, me atrevo a desear que esta reunión fue un paso, junto con muchos otros pasos menos publicitados, hacia una comunión más rica y más profunda entre las iglesias. En materia de ecumenismo, creo que el bien que hace la gente cuenta tanto como lo que dice. En esta reunión en Turín había dos buenas acciones y buenas palabras.

Consideren: Los valdenses invitaron al Papa. Esta invitación en sí era un paso que no se podía dar por sentado. Esta iglesia minúscula – que nunca ha dejado de decir lo que piensa, que nunca ha vacilado en su autocomprensión como una iglesia protestante, que durante mucho tiempo sufrió por su fe, la cual ha sido objeto de persecución y de muchas formas de discriminación – ¿realmente necesitaba la visita del Papa? Esta pequeña denominación italiana invitó al Papa a visitarlos porque querían llevarnos un paso adelante en el camino ecuménico y porque creían que con este Papa una reunión auténtica era posible. Los acontecimientos de las últimas semanas muestran que esta perspectiva era la indicada.

Consideren también: El Papa Católico Romano aceptó la invitación. Que aceptara la invitación no podía tampoco darse por sentado. Creo que algunos de sus consejeros no estaban de acuerdo con su visita a una iglesia Valdense. ¿Por qué el Papa Francisco dijo Sí a la invitación Valdense? Creo que lo hizo porque él también quería dar un paso adelante en nuestro camino ecuménico. Aceptó la invitación Valdense, sabiendo que él se reuniría con una pequeña denominación protestante que está orgullosa de su identidad, que no oculta sus posiciones teológicas y éticas u oculta el hecho de que tiene debilidades significativas o el hecho de que, en relación a algunos cuestiones todavía no tiene respuestas. El Papa sabía, y este es el punto crucial, que esta pequeña denominación había decidido viajar por el camino ecuménico, un camino en el que muchos cristianos creen que el Señor los está guiando, un camino que ellos creen que les llevará a la verdadera iglesia del Señor, una iglesia que en algunos aspectos, pero no en cada aspecto, es como las iglesias católica y protestante de la que somos miembros. El Papa dijo que sí a la invitación Valdense, porque esto es el ecumenismo: en un espíritu de oración al viaje, no el uno hacia el otro, pero de la mano hacia el propósito de Dios para la humanidad, reconociendo que aunque “todavía no se ha manifestado lo que hemos de ser, sabemos que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es “. (I Juan 3: 2 RV).

En este viaje, el camino ecuménico, hay, en todas partes del mundo, muchos creyentes, muchos movimientos y mucha oración. En este viaje, en muchas iglesias y grupos pequeños, la intercomunión entre protestantes y católicos en la Santa Cena ya es una realidad establecida. Fue bueno que el Moderador Valdense hablara de esa intercomunión con el Papa Francisco. Él y Francisco ambos saben, al igual que muchos de nosotros sabemos, que la intercomunión no sucede como una casualidad o un accidente en el camino ecuménico, sino porque reconocemos que todos somos invitados a la Cena del Señor. Seguimos adelante, teniendo más pequeños y grandes encuentros ecuménicos, siempre teniendo en cuenta que pertenecemos a Cristo que todo lo puede.

Maria Bonafede

Fuente: 
American Waldensian Society newsletter.

Traducción:
Secretaría de Comunicaciones (VB).


Una respuesta a “¿En el camino hacia un Ecumenismo más Completo? El Papa Francisco se reúne con una pequeña iglesia protestante orgullosa de su existencia”

  1. Pastor Hugo S. Núñez Orellana dice:

    Sin duda que somos muchos los que deseamos que estas situaciones se repitan desde las bases de las congregaciones. Felicitaciones gracias por todo.