bosque

Lee en tu Biblia el texto del evangelio de Marcos 6:14-29

Como la fama de Jesús había llegado a ser muy notoria, el rey Herodes supo acerca de él y dijo: «¡Juan el Bautista ha resucitado de los muertos! ¡Por eso operan en él estos poderes!» Algunos decían: «Es Elías.» Pero otros más afirmaban: «Es un profeta, o alguno de ellos.»

El texto presenta una pregunta sobre la identidad o el perfil de Jesús. Algunos lo veían como la resurrección de Juan el Bautista, otros como un nuevo Elías o algún otro profeta de la tradición judía. Es decir, que por lo que la gente iba conociendo de la vida y la obra de Jesús, lo asociaban con los profetas, y no por ejemplo con reyes como David o Salomón, ni con los jueces o sacerdotes y sabios relacionados con la corte real o el templo.

Los profetas y profetisas fueron personas que buscaban y enseñaban la justicia entre el pueblo, se ocupaban de los problemas de la gente y especialmente de aquellos más humildes. Muchas veces eran perseguidos y asesinados por los poderosos a causa de su testimonio y porque mucha gente los seguía. Por tanto era gente sufrida, pero que confiaba mucho en Dios a pesar de los riesgos que tenían que enfrentar.

Oramos para que el testimonio de vida, fe y esperanza de los profetas siga resucitando hoy a través de nuestras palabras y acciones, y que podamos identificar y valorar sus pequeñas y grandes manifestaciones aún en los lugares donde menos nos imaginamos que pueden aparecer.

Samuel Almada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *