Nota_fraternidad valdense
En el curso del S. XIX, se comenzaron a festejar, en el ámbito valdense, dos fechas: el 15 de agosto y el 17de febrero. Respecto del 15 de agosto, podemos decir que surgió como una especie de “contra fiesta”. La legislación italiana de aquella época imponía a los súbditos valdenses la celebración de las festividades católicas y abstenerse de trabajar durante las mismas. Tal es el caso del 15 de agosto.

Un grupo de valdenses radicados en las cercanías de Lucerna San Giovanni, influenciados por el movimiento de “risveglio” (avivamiento) y promovido por el evangelista Félix Neff, decide utilizar la jornada para realizar un encuentro de fraternidad y edificación. Surge así en 1833 la celebración de esta fecha.

El primer encuentro tuvo lugar en Veccera, sobre la localidad de Angrogna. Los congregados transcurrieron la jornada fraternizando, escuchando algunas meditaciones bíblicas, testimonios y cantando himnos. Se trató entonces de un encuentro no organizado oficialmente por la Iglesia Valdense sino producto de las iniciativas de un grupo de valdenses.

Con el tiempo la fiesta se oficializó y se convirtió en un encuentro entre los valdenses de las comunidades de los valles, celebrándose un fiesta en el Valle Pellice y otra en el Valle Germanasca.

Desde algunos años se ha impuesto el hábito de celebrar alternativamente en uno de los valles una sola fiesta, para todas las iglesias. El programa de la jornada comprende, por lo general, un culto por la mañana, canto, charlas y juegos comunitarios. En el Río de la Plata, los festejos varían según el país (Argentina y Uruguay) y tiene distintas modalidades.

Sin duda la fiesta del 15 de agosto, tiene un particular sentido histórico. Pero más allá de la fiesta, es un desafío para nosotros los valdenses. ¿Por qué? Porque nos hace reflexionar acerca del sentido de fraternidad que a la luz del evan- gelio, en cada comunidad, con otras comunidades y con todas las personas – cristianas o no, valdenses o no – somos llamados a vivir.

Miguel Ángel Cabrera

“Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de estos hermanos más humildes, por mí mismo lo hicieron.” Palabras de Jesús en Mateo 25: 40.

Fuente:
Boletín: “Compartiendo – Unidos en Cristo”


Los comentarios están cerrados.