Lee en tu Biblia: Juan 2: 17-22.

Entonces sus discípulos se acordaron de la escritura que dice: “Me consume el celo por tu casa”. Lo que sigue del pasaje de Juan es la natural reacción de quienes estaban observando lo que pasaba.

¿Qué quiere demostrar Jesús con sus palabras?

Él quiso mostrar que con su venida el creyente tenía una forma diferente de adorar a Dios, más cercana, más intima. Una adoración más espiritual que sólo requería creer en Jesús como el Salvador y portador de una nueva relación con Dios. Caducaba esa complicación humana y ese ritual hecho por los hombres. Dios se acerca en la persona de Jesús.

Pero hay algo más en el pasaje. Evidentemente fue escrito mucho tiempo después de los sucesos allí narrados y con la vivencia de lo sucedido en la muerte y Resurrección de Jesús. El autor lo deja claro en el versículo 22: “Por eso cuando resucitó, sus discípulos se acordaron de esto que había dicho, y creyeron en la Escritura y en las palabras de Jesús”.

Sólo la presencia del Cristo Resucitado es lo que da sentido a nuestra vida. Su cercanía la tenemos asegurada en la persona de quien murió y resucitó para lograr esa bendición.

Sólo teniendo nuestro corazón dispuesto y abierto a su presencia lograremos escucharlo y responderle en consecuencia.

Ayúdanos Señor a ser testigos fieles de tu mensaje y poder, en nuestro diario vivir, reflejar hacia los demás esa nueva vida que nos ofreces gratuitamente.

Noemí Bremermann Félix


Los comentarios están cerrados.