cuerpo pastoral (2)En el marco de la LIII Asamblea Sinodal Rioplatense, el miércoles 3 de febrero, el Cuerpo Pastoral se reunió en la Iglesia de Colonia del Sacramento para trabajar sobre cuestiones administrativas y temáticas que afectan la vida de fe de la iglesia.

Las resoluciones administrativas más importantes fueron, por un lado, la reelección de Marcelo Nicolau como presidente del Cuerpo Pastoral; y por el otro, la planificación de una reunión para el mes de julio, que tendrá su instancia administrativa y contará con una capacitación.

En lo que respecta a las temáticas que resonaron fuertemente podemos nombrar dos: la primera está relacionada con el conflicto en Medio Oriente. A fines de interiorizarse en la cuestión, se contó con la presencia de Fabricia Malán, quien dió testimonio de su participación en el programa PEAPI del Consejo Mundial de Iglesias. En este sentido, el Cuerpo Pastoral consideró que las consecuencias teológicas de este conflicto son mundiales, y se debe prestar especial atención al análisis que se realiza y a la postura que se toma; es decir, se necesita reflexionar acerca de las opciones que se tienen como cristianos, en tanto se puede ser ajeno, neutral, o bien, comprometerse con estos problemas geopolíticos. Es por esto que, el Cuerpo Pastoral informó al resto del Sínodo la importancia de tomar una postura, y desde allí llevar adelante pequeñas y simbólicas acciones; recordando que Dios busca la paz que se construye, entre otras cosas, con justicia.

La segunda temática fue sobre la educación teológica en el Río de la Plata, tanto del cierre de ISEDET, como también de los caminos que se deben empezar a caminar de ahora en más. En este sentido, todas las iglesias que conformaban el Instituto Superior Evangélico de Educación Teológica manifestaron su intención de continuar con la formación ecuménica, pero no ha habido demasiados avances. Esto puede deberse a la necesidad de tomar distancia de la problemática para que pueda llevarse adelante un cierre ordenado; además se considera que lo que surja, tiene que ser completamente nuevo y construido a partir del aprendizaje de lo transcurrido.

En esta línea, Mesa Valdense convocó a un equipo de trabajo para delinear la educación teológica que se quiere y se necesita. El Cuerpo Pastoral, por su parte, nombró a varias personas para que continúen esta labor, y que profundicen el diseño de un nuevo proyecto de educación teológica. Este grupo de personas está conformado por un emérito: Carlos Delmonte, dos pastores activos: Darío Michelín Salomon y Marcelo Nicolau; y un estudiante que será nombrado por ellos mismos antes de que finalice el Sínodo.

Si bien esto es un proceso que llevará tiempo, se debe comenzar a compartir este proyecto con las iglesias miembro de ISEDET y también con las comunidades valdenses. La finalidad es que todos/as sepan en qué línea se está trabajando, y más aún, en relación con la temática que se desarrolló en este sínodo, ya que se cree necesario ampliar la educación teológica para que no se oriente solamente al ministerio pastoral.

Equipo de Prensa Sinodal


Los comentarios están cerrados.