Lee en tu Biblia: Lucas 4:14 -21.

En este texto encontramos el inicio formal de la tarea ( Ministerio) de Jesús.

Él inicia su ministerio en su ciudad, Nazaret, y manifiesta quienes son los principales destinatarios de sus acciones. Toma y lee lo escrito por el profeta Isaias mucho tiempo antes, y lo comunica nuevamente, con una nueva fuerza. Jesús, es el elegido de Dios, está acompañado por el Espíritu de Dios, y muestra usando el texto que lee, que trae buenas nuevas, en las que surge la idea de amor, libertad, aceptación y cambio para aquellos grupos marginados, para los que más sufren. Lo manifiesta al inicio y en el templo, públicamente, pero lo hará realidad con la gente, y para continuar su ministerio nos pide  compromiso y valentía para poder desde nuestra fragilidad  ayudar en  la construcción del reino de Dios.

Él trae para nosotros este mensaje, él ha sido elegido por Dios para mostrarnos y enseñarnos que desde nuestras tareas cotidianas, habituales, él nos ha delegado para actuar, mostrando como actuar y para quienes.

La validez de este mensaje nos desafía a mantener a estas personas desfavorecidas en el centro de nuestras acciones cotidianas en la actualidad. Pero además hay algo más para señalar, y es que cualquiera y cada uno de nosotros puede estar en situación de necesidad, de enfermedad, de marginación, más o menos duradera. Por tanto somos destinatarios de este mensaje de esperanza y también de promesa de Jesús.

Alba Negrín
Comunidad Valdense de Montevideo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *