Lee en tu Biblia: Lucas 4: 1-13.

La vida constantemente nos pone frente a situaciones en las que debemos elegir, decidir qué vamos a hacer y cómo lo vamos a hacer. Muchas veces son momentos difíciles por los que pasamos, donde se pone en juego todo nuestro ser. Es un tiempo para mirarnos, buscar en nuestra memoria quiénes somos, encontrarnos con las decisiones que fuimos tomando y que nos trajeron hasta aquí.

A pesar de la complejidad de estas situaciones, sin duda son una posibilidad que nos recuerdan nuestra capacidad de discernir y elegir.

En el relato bíblico se nos narra lo que vivió Jesús en los días que estuvo en el desierto, luego de haber sido bautizado. La invitación es a reflexionar sobre nuestra elección de vivir una vida de fe, tomarnos un tiempo en este comienzo del año para mirarnos y pensar detenidamente en las decisiones que vamos a tomar. También es un llamado a estar alerta, a sabernos reconocer en nuestra vulnerabilidad, prestar atención a aquellas opciones que se nos presentan.

¡Qué en este tiempo nos dejemos conducir por el Espíritu Santo, que nos guíe hacia el encuentro de una manera liberadora de vivir nuestra fe personal y comunitaria!

Yanina Vigna

Asesora de Diaconía para Argentina.


Los comentarios están cerrados.