aipral Buenos Aires, 17 de abril de 2016

A las iglesias miembro de AIPRAL

Estimados hermanos y hermanas:

“Testigos de un tiempo de dolor, hoy nos acercamos con fe pidiéndote: escúchanos Señor, confiamos en tu amor, no tardes en responder, danos tu paz. Amén”

La letra de esta canción escrita por el Pr Nestor Miguez nos acerca apenas un poco a la situación difícil que está atravesando la Iglesia Valdense de Dolores, Uruguay, cuando, por obra de la naturaleza , la tardecita noche del viernes pasado un tornado atravesó la cuidad arrasándola. Allí vive la familia de nuestro querido secretario ejecutivo Darío Barolín, y su esposa Carola Tron, quien pastorea la iglesia mencionada.

A Dios agradecemos que preservó sus vidas y a quienes estaban reunidos en ese mismo momento en el salón del templo. Pero el templo y su salón quedaron absolutamente destruidos así como muchas casas, caminos, escuelas, y muchos otros bienes de la ciudad.

Lamentamos y nos solidarizamos con Darío y su familia y rogamos a Dios que les de fuerzas e instrumente los medios para la reconstrucción y ánimo y fortaleza para sostener pastoralmente a su congregación.

Asimismo les rogamos como pueblo de Dios y como hermanos de AIPRAL que se mantengan en oración por la devastación que sufrió esta iglesia hermana y toda la ciudad y su gente.

Si sienten la necesidad y voluntad de colaborar de manera concreta, AIPRAL recibirá donaciones y las canalizará a través de su cuenta bancaria.

Con afecto y amor,

Gabriela Mulder


Los comentarios están cerrados.