logo simple 1.jpg (7 de abril de 2016) Con el fin de promover la conformación de una mesa que acompañe a las víctimas del conflicto armado colombiano que se encuentran en Argentina en condición de refugio, CAREF y MECoPa -con el apoyo de Pan para el Mundo- realizaron, el pasado 31 de marzo, un encuentro con organizaciones de la sociedad civil e iglesias que trabajan en la promoción y protección de los derechos humanos.

Participaron del encuentro representantes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), H.I.J.O.S. CABA, Centro Nueva Tierra, Pan para el Mundo, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Universidad Nacional de Lanús, Equipo Argentina de Trabajo e Investigación Psicosocial (EATIP), Consejo Mundial de Iglesias (CMI), Fundación Comisión Católica Argentina de Migraciones, Memoria Abierta y Asociación Americana de Juristas en Argentina.

Durante la reunión, los responsables de las organizaciones convocantes explicaron la situación normativa de Colombia. Expresaron que una de las mayores limitaciones que presenta la Ley de víctimas y restitución de tierras (1448/2011) es la propia definición de víctima al excluir en su categorización a las personas que sufrieron graves violaciones a los DDHH y al Derecho Internacional Humanitario (DIH) si se sospecha o se prueba que tienen vinculación con “grupos armados al margen de la ley”. En esta restricción, también quedan afuera del reconocimiento sus familias y quienes han sido víctimas de la “delincuencia común”. Esta disposición genera que los crímenes de Estado y el accionar de los grupos paramilitares denominados “bandas criminales” queden en la impunidad.

Sin embargo, detallaron que pese a las concepciones restrictivas de las normas vigentes y a las limitaciones institucionales para la atención y registro de víctimas de graves violaciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario, el Estado colombiano ha reconocido desde 1985 a la fecha a más de 7 millones 600 mil personas en condición de víctimas.

Sobre el final, comentaron que en el marco del proceso de diálogo instalado desde 2012 entre el gobierno colombiano y las FARC – EP, en 2015 se logró elaborar un borrador conjunto sobre el tema de víctimas que daría origen al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición. Los principios y mecanismos propuestos resolverían las deficiencias estructurales de la actual normativa y abrirían un amplio espacio de participación de las víctimas y las organizaciones de Derechos y Humanos.

Durante todo el encuentro, los participantes manifestaron su voluntad de respaldar el proceso de paz y acordaron abrir escenarios de intercambio de experiencias sobre los recorridos de la región y el rol de las organizaciones DDHH en la búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación, visibilizar las vulneraciones a los DDHH y el DIH que se siguen cometiendo hoy en Colombia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *