2º Reflexión Blanca GeymonatLee en tu Biblia Juan 14: 8-17.

¡Ay Jesús, hermano, cuánta necesidad de consuelo! Está claro que ya estás acostumbrado a “los y las felipes”, pero hoy quisiera poder estar charlando y volver a decirte: ¡muéstrame! Está todo tan complicado, es angustiante la mentira, la falta de solidaridad, la codicia. Ya sé que hace mucho tiempo que te conocemos, ya sé que sólo se trata de cumplir tu mandamiento: AMAR, pero….. es tan difícil, estamos tan perdidos, tan tristes.

Hoy, quiero pedir en tu nombre porque dijiste que podíamos y yo te creo; quiero sentir tu abrazo, quiero sentir que no estamos huérfanos, que no estamos solos, solas. Me suena en la cabeza una hermosa canción, pero sólo recuerdo este verso: “las fuerzas que producen muerte, nos dan dolor, tristeza y desolación. Necesito, necesitamos tu consuelo. En nuestro continente desigual, injusto, los ricos vuelven por su tajada, no les alcanza la que de todas maneras tenían, los que ahora son menos pobres quieren tener más y creen que su falta de solidaridad los va a “mejorar”. Las mujeres y las niñas siguen siendo “basura” violadas, asesinadas, vendidas y todos nosotros y nosotras mirando por la tele la mugre que atonta nuestras mentes e insensibiliza nuestros corazones.” ¡Envía tu Espiritu de verdad! ¡Despiertanos!

Blanca Geymonat Gonnet
Directora del Parque 17 de Febrero


Una respuesta a “Despiértanos, Jesús”

  1. alberto dice:

    Preciosa reflexion!! En un continente donde los corruptos y poderosos vuelven x sus fueros de poder e impunidad, donde hay tanta gente q.se encandila con los soles q.les vende el sistema, donde la necesidad de respuestas lleva a abrazar dioses de barro, mas q.nunca necesitamos la presencia de Jesucristo. Que el Espiritu q.se revela en Pentecostes nos muestre el camino a la verdad!! Amen