2º reflexión Silvia Benech
Lee en tu Biblia: Lucas 7: 11 – 15.

Jesús andaba de pueblo en pueblo anunciando el nuevo tiempo de Dios, el nuevo Reino, la Buena Noticia, otra forma de vida. Como sucede siempre, algunos escuchan, se interesan, lo siguen… otros se burlan, otros quedan indiferentes. También hay otros que necesitan ver algo concreto, un acto, un milagro, algo que llame la atención.

Jesús se solidarizaba con el sentir de la gente de su tiempo, con sus alegrías, sus tristezas, sus dolores, sus logros, y nos dejo su ejemplo y sus enseñanzas.

Frente a cada dolor, prueba, dificultades, debemos recordar que también ahí esta Dios, sosteniéndonos, acompañándonos, dándonos fuerza. Y lo podemos sentir a solas, como respuesta a una oración ferviente, o mas enriquecedor todavía, cuando esa fuerza la encontramos a través de un abrazo, un apretón de manos, una sonrisa, una palabra, una caricia, una mirada.

Ese consuelo que nos hace tanto bien, también tenemos que darlo a otros, y asi es como crece y se multiplica el amor de Dios. Hay también hoy muchos que “resucitan”, aunque no de la muerte física, si de una muerte no menos trágica, para vivir una vida diferente, una vida plena, una vida transformada. Esto nos llena de alegría, alabanza y esperanza.

Silvia Benech
Miembro de la Mesa Valdense


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *