1º reflexión Milka CharbonnierLee en tu Biblia: Lucas 9: 51-62.

Leyendo el texto elegido para esta reflexión, me sorprendió de entrada una expresión en la que no había reparado antes. Dice el texto que cuando ya se acercaba el tiempo en que Jesús había de subir al cielo, emprendió con valor su viaje a Jerusalén. Y me quedé ahí. En el tema del valor que tuvo que desplegar Jesús para comenzar su viaje hacia lo que sabía que le aguardaba. Eso es una de las cosas que hacen que podamos sentir a Jesús como humano, uno más como nosotros, con las dudas y los miedos propios de los humanos. Jesús no fue un superhéroe de los que se lanzan al peligro sin miedo. Él sí tenía miedo. Pero podía controlarlo porque también tenía fe, sabía que su Padre estaría con él en todo lo que tuviera que atravesar, a su lado, acompañándolo, sosteniéndolo si flaqueaba.

Cuando nos toca enfrentar algo que sabemos será difícil, o doloroso, confiemos en que no estaremos solos. Dios jamás permitirá que enfrentemos una prueba, sin darnos las fuerzas necesarias para sobrellevarla. Con esa certeza, y la compañía de los hermanos y hermanas que también creen en Él, podemos avanzar seguros de que no estamos solos.

Oramos por los que enfrentan pruebas y dificultades a diario, para que sientan que pueden confiar en la compañía de nuestro Señor Jesucristo.

Milka Charbonnier
Asesora de los Centros Diacónicos para Uruguay.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *