Los días sábado 20 y domingo 21 de Agosto se desarrolló en las instalaciones de la Iglesia Valdense de San Gustavo la segunda asamblea del Presbiterio Norte Argentino, esta vez con la modalidad de realizar un taller sobre “Diversidad de ministerios” el día sábado, para tratar los temas administrativos en la mañana del domingo.

El sábado unas cincuenta personas nos congregamos en una mañana fría, en el salón de la Iglesia de San Gustavo, donde un fuego en el hogar atemperaba el ambiente. Comenzamos con un devocional a cargo de la delegación de Colonia Belgrano, sobre el texto de Mateo 4, que serviría de insumo para el trabajo en el taller durante la mañana. Haciendo hincapié en la importancia del trabajo en equipo, nos repartimos en cinco grupos, cada uno de los cuales debía organizar una actividad de las que se realizan habitualmente en nuestras comunidades, teniendo cada participante que jugar un rol determinado, repartido al azar, (pastor, miembro de consistorio, líder de jóvenes, organista, niño, etc.) y presentar su conclusión mediante una teatralización. Esto permitió mostrar la diversidad de ministerios muchas veces no valorados como tales y la importancia que cada uno tiene en la vida de la comunidad. Hubo grupos que no lograron salir del molde con las actividades propuestas, mientras otros plantearon cambios e innovaciones. El equipo organizador, en su devolución, marcó algunas pautas de lo recibido en las producciones: -Poder –dinero concentrado  en ciertos lugares, dificultad para salir, cuando los “otros” se empoderan nos causa miedo, es un trabajo de integración, debemos incluirnos mutuamente.

Por la tarde Juan Carlos Wagner presentó el tema sobre las características de los ministros y ministerios, basado en tres textos bíblicos: 1° Corintios 13, Marcos 3: 13-19 y Lucas 10. Luego de analizar los textos, nos dividimos en tres grupos, para responder cinco preguntas comunes a todos, cada grupo considerando uno de los textos. En el plenario volcamos nuestras respuestas fundamentando cada grupo su postura. Quedó en claro que no se necesitan dones excepcionales para ser discípulos, que no hay ministerios “mejores” y “peores”, que el respeto basado en el amor es fundamental para el trabajo en equipo, que somos elegidos por Dios para nuestros discipulados, que el amor, la búsqueda del Reino y Jesucristo son el “hilo rojo” que nos une a todos, y que la misión no puede hacerse en solitario. Terminamos con la decisión de seguir caminando esta senda misionera, que lo producido vuelva a las comunidades,  y se trabaje de modo que en un próximo taller podamos tomar acciones concretas de salir hacia fuera con el mensaje, sintiéndonos y comportándonos hacia adentro como hermanos en Jesucristo.

Por la noche compartimos con la comunidad local un culto hermoso y sentido, presentado por la delegación de Paraná- Santa Fe, centrado en los niños.

El domingo realizamos la asamblea, estando presentes 30 delegados. Destacamos el debate originado por la renuncia de Daniel E. Barolin a su puesto en la JUM, que desembocó en la necesidad que el tema llegue al próximo Sínodo. Nelda Eichhorn presentó su informe desde la Mesa, destacando el tema Isedet y situación del PSA. Los jóvenes informaron de sus actividades a realizar: Fiesta del Deporte en El Sombrerito los días 8 y 9 de octubre; campamento de Adolescentes en El Sombrerito, del 28 de enero al 3 de febrero de 2017, y el Rioplatense en San Gustavo del 7 al 14 de enero de 2017. La próxima asamblea será en San Carlos el 19 y 20 de noviembre.

Damos gracias a Nuestro Señor por esta nueva oportunidad de trabajar unidos en el amor fraterno para Su honra y Su gloria

 

Febe Barolin – Heladio Tron

 


Los comentarios están cerrados.