Gonzalo Barolín

Gonzalo Barolín

La 12º Asamblea General de la Alianza de Iglesias Presbiterianas y Reformadas de América Latina (AIPRAL) se realizó en Sao Pablo, Brasil, en agosto de 2016. Previamente a las sesiones, jóvenes de 22 países tuvieron la oportunidad de reunirse y tratar el tema: “Espiritualidad Reformada”.

Gonzalo Barolín, uno de los referentes de la juventud valdense, participó de dicho espacio. En entrevista con la Encargada de la Secretaría de Comunicaciones de la Iglesia Valdense, nos contó:

¿Cómo trataron el tema de la espiritualidad reformada entre los jóvenes?

-Cada uno de los participantes habló sobre las distintas formas de ver la espiritualidad. Acordamos que nos referíamos a una espiritualidad colectiva, no a una individual. Es decir, se busca una iglesia abierta que accione en la sociedad, que vaya de acuerdo a los tiempos y que esté siempre centrada en la palabra.

¿Cómo relacionaron la espiritualidad con la acción social?

-Hicimos referencia a una espiritualidad que transciende un poco más, que no se queda en lo individual. En ese sentido, apuntamos a la espiritualidad en relación al respeto al otro, en cuanto a la cuestión de género y pluralidad.

¿Viste tu aporte desde la Iglesia Valdense más abierto que el de otras comunidades?

-Sí, me llamó mucho la atención lo avanzada que está nuestra iglesia con respecto al trabajo en relación al ecumenismo, en comparación con otras iglesias, pero aún falta mucho en esta cuestión. El tema de las estructuras dentro de nuestros espacios es algo que estamos empezando a plantearnos como, por ejemplo, las iglesias urbanas, la pastoral urbana y cosas como esas. Pero falta.

¿De qué manera continuará el trabajo que comenzó entre los jóvenes?

-La intención es poder armar una red colectiva de trabajo con encuentros y capacitaciones. En este tiempo nos vamos a contactar para formular un estatuto para tener nuestra propia Asamblea de Jóvenes. También vamos a tratar la posibilidad de constituir coordinadores regionales y que no sea una sola persona para toda América Latina y el Caribe, es decir, contar con un/a joven para el Comité Ejecutivo, pero que luego nosotros tengamos una propia estructura para tener un trabajo más regionalizado.

Por último, quisiera marcar que el Comité Ejecutivo se nutrió de diversidad en cuanto a género y edad. Fue un cambio ya que posibilitó a los jóvenes a votar en Asamblea.

Una vez finalizada la asamblea, los jóvenes entonaron de forma espontánea: Dios hoy nos llama a un momento nuevo. Ese sábado 13 de agosto, se aprobaron los últimos puntos del plenario, entre los que estaban la elección de un nuevo Comité Ejecutivo, compuesto por presidente, vice-presidente, tesorero y los directores de los 4 departamentos (jóvenes, mujeres, teología y misión, justicia y comunión). Cabe destacar que el pastor valdense, Darío Barolín fue reelecto como Secretario Ejecutivo, tras una evaluación positiva de lo realizado en los últimos 5 años, un proceso constante de consolidación del trabajo de la Alianza, en tiempos difíciles para la obtención de apoyo económico.

Secretaría de Comunicaciones IEVRP (VB)

Tags: ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *