Lee en tu Biblia: Mateo 5 : 21 – 37

El trabajo de Jesús ya se estaba haciendo conocido en varias partes: campo, pueblos, ciudades. La gente se acercaba a ver, a escuchar, a aprender, a curiosear : había de todo un poco.

A su vez, en todo pueblo, ciudad o sociedad organizada, debe de haber leyes y reglamentos que regulen y posibiliten una vida tranquila, ordenada y respetuosa. Como sucede a través de los tiempos, “hecha la ley, hecha la trampa”, dice un dicho popular. También en el tiempo de Jesús, las leyes a veces se elastizaban, se estiraban.

Y así como recordamos que los 10 mandamientos sirvieron en su tiempo en el desierto, para ordenar al pueblo, guiarlo y organizarlo, ya establecidos en la Tierra firme, siguen vigentes, y aún hoy en nuestros días.

Lo que hace Jesús es actualizarlos y con nuevos ejemplos, fortalecerlos y renovar su importancia. La base de todos esos mandamientos y para que realmente el pueblo pueda crecer y fortalecerse como tal, es fomentar el amor y respeto por el prójimo, por el otro. Por eso existe el perdón, para que cuando nos alejamos del camino señalado por Jesús, podamos retornar.

El camino tiene señales, mojones, pero nosotros y nosotras tenemos que “hacer” el camino al marchar…Y se hace ancho, alegre y disfrutable, si lo hacemos acompañados por Dios, en primer lugar, y por nuestros hermanos, con los que compartimos esa hermosa posibilidad.

Ese compromiso de caminar y compartir el camino con otros y otras, nos “exige” también ser coherentes con lo que hacemos y decimos. Que podamos poner límites claros y posibles de cumplir, al decir SI, o muchas veces al decir NO, pero que sea seguro, sincero, creíble.

Pidamos a Dios su ayuda para que las dificultades del camino, no nos hagan débiles y cambiantes.

Comunidad de Cosmopolita, Uruguay


Una respuesta a “El compromiso de compartir el camino con otros y otras nos “exige” ser coherentes con lo que hacemos y decimos”

  1. LEONELCABALLERO RIVERA dice:

    HERMANOS EN LA FE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.
    MUY INTERESANTE Y PROFUNDO A LA VEZ SU MENSAJE, LO QUE REFLEJA LAS FALENCIAS EN NUESTRAS CONGREGACIONES Y EN NUESTRA SOCIEDAD EN CHILE, LA AUTENTICIDAD.
    EL DIOS DELA VIDA SEA BENDICIÉNDOLES GRANDEMENTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *