De Der. a Izq.: Natalia Vila y María Eugenia Waller

ENTREVISTA A NATALIA VILA Y MARÍA EUGENIA WALLER: “CONOCER OTRAS FORMAS DE TRABAJO E IDEAS ES ENRIQUECEDOR PARA NUESTRAS VIDAS Y PARA NUESTRA PROFESIÓN”.

La auxiliar de enfermería Natalia Vila de El Sarandi Hogar Valdense y la Nurse María Eugenia Waller del Hogar para Ancianos de Colonia Valense se encuentran realizando una pasantía de 36 días en el Asilo Valdese, en Luserna San Giovanni, Italia. ¿Cómo están viviendo esta oportunidad? Ellas lo dirán.

Tanto el Hogar El Sarandí como el Hogar para Ancianos de Colonia Valdense y la Associazione Evangelica de Voluntariado forman parte de este proyecto denominado: “Hermanamiento e intercambio de personal, de obras diaconales, para actividades de voluntariado con el Asilo Valdese di la Iglesia Valdense de Luserna San Giovanni, Italia”.

Este tipo de intercambios se llevan a cabo gracias a fondos obtenidos mediante un proyecto Ocho por Mil, presentado por la Iglesia Valdense del área italiana.

-¿Cómo surgió la posibilidad de esta pasantía?

Natalia Vila: -En diciembre de 2016, la Directora del Hogar Sarandí, Alma Malán, me habló de la posibilidad de este intercambio. La idea me gustó. Y en mayo de este año me confirmó, junto a la Comisión Directiva, mi participación. Y es por eso que ahora estoy aquí.

María Eugenia Waller: -La comisión del Hogar colocó la propuesta del intercambio en carteleras. Como hacía poco tiempo que estaba trabajando allí, consulté si podía anotarme y me dijeron que sí. Posteriormente, pregunté por los resultados varias veces, debido a la ansiedad, hasta que la Directora del Hogar para Ancianos, Mariana Negrín, me informó que su equipo y la comisión habían optado por darme la oportunidad.

– ¿Qué les atrajo de la idea de realizar esta experiencia?

N. V.: -Conocer otras culturas, ideas y formas de trabajo, ya que es enriquecedor para la vida en general y para nuestra profesión.

M.E.W.: -Particularmente siempre me han interesado este tipo de oportunidades porque son experiencias que aportan muchísimo. Permite conocer nuevas ideas de tecnologías y de sistemas de organización; además de las diferentes culturas. Todos son indicadores de crecimiento.

-¿Hay más pasantes de otros países? ¿Cómo funciona ese sistema?

M.E.W.: -Sí, actualmente hay una señora argentina que vino en febrero y finaliza su experiencia en los primeros días de septiembre. También hay pasantes locales que, generalmente son de sexo masculino, que hacen su pasantía en algún lugar como este, en vez de realizar el servicio militar. Ellos están durante un año. Siempre hay voluntarios y de otros países.

-¿Están adquiriendo nuevos aprendizajes? ¿Qué elementos están aportando ustedes desde sus prácticas?

M.E.W.: -Hemos visto el gran aporte y beneficio del uso de una tecnología adecuada que por diferentes razones no contamos con estas en Uruguay. Al igual que con los recursos materiales con los que cuentan a diario para brindar atención a los huéspedes. Eso hace que en algunos aspectos sean más prácticos. En cuanto a aportes, hemos intercambiado oralmente opiniones y formas de trabajo. Si bien percibimos ciertos aspectos en la practica diaria que resultan impactantes, hemos podido distinguir que se tratan de cuestiones culturales.

N. V.: -El trabajo con ancianos, es distinto al trabajo con personas con discapacidad intelectual que cuidamos en el Hogar Sarandí

-¿Alguna comparación o similitud en las formas de trabajo?

M.E.W.: -El hecho de observar te hace comparar. Hemos notado similitudes y diferencias. Similitudes en cuanto a las rutinas diarias, a las actividades que realizan los huéspedes. En mi caso, el comportamiento del huésped anciano no cambia.

N. V.: -En mi caso, el trabajo con huéspedes con características similares a las del Hogar Sarandí, de alta dependencia, tampoco cambia.

-Algo que quieran agregar…

M.E.W.: -Ambas queremos agradecer enormemente a cada una de las instituciones, direcciones y comisiones directivas por esta experiencia de valor único para nosotras. Por confiar y dejarnos vivir esta oportunidad con total libertad y sin condiciones. También agradecer al Asilo Valdese por ser quienes brindan la posibilidad de que se realicen este tipo de intercambios. Absolutamente todos aquí han sido muy amables con nosotras. Finalmente, agradecer el apoyo de nuestros compañeros de vida y familia. ¡¡Gracias!!


Verónica Biech

Encargada de Secretaría de Comunicaciones de IEVRP

 

Descripción del proyecto: Desde la década del ochenta del siglo pasado, se mantuvo estrechas relaciones entre el Asilo Valdense di Luserna San Giovanni y el área de la Iglesia Valdense del Río de la Plata.

Las relaciones con las comunidades valdenses rioplatenses, fue evolucionando y como testimonio de esto, hace un poco más de treinta años, han pasado por este hogar 42 personas. Fueron voluntarias y voluntarios, jóvenes y menos jóvenes, deseosos y deseosas de vivir una experiencia en el extranjero, de conocer sus antepasados emigrados desde las valles valdenses o a la búsqueda de nuevas oportunidades, en tiempos de crisis económicas, vividas en Argentina y Uruguay.

En el año 2015 de invita a El Sarandí Hogar Valdense a formar parte de esta experiencia y la Comisión Directiva acepta.

Tags: , , , ,


Los comentarios están cerrados.