Permaneciendo en la Gracia de Dios

Octubre de 2017

… Pablo y Bernabé les persuadían que permaneciesen en la gracia de Dios. Hechos 13,43

Estos 500 años de Reforma Protestante nos une a muchos hermanos y hermanas de todo el mundo en celebración. Como valdenses, damos gracias a Dios por ser parte de este relevante movimiento no sólo con nuestra adhesión formal en 1532 sino también como precursores e inspiradoras de un sueño que se hizo caminata y que se inició más de 300 años antes con Valdo.

Ese sueño continúa… y nos sigue vinculando en la defensa por la libertad, en la protesta por la coherencia cristiana y en las ganas de reformar y transformar nuestras vidas a la luz del llamado de Jesucristo, a seguir sus pasos, permaneciendo en la Gracia de Dios.

Jesucristo renueva su llamado. Si en el pasado no fue fácil, ahora tampoco lo es. Con nuevas características y formatos, seguimos viendo hechos de injusticia y dolor…

…ante el sufrimiento humano donde millones no tienen un lugar de pertenencia, ni un proyecto de vida. Donde hay manifestaciones de intolerancia y discriminación hacia lo diferente, y donde aún el acceso a los derechos más básicos es cercenado.

…ante el sufrimiento de la creación como consecuencia de los abusos y maltratos que son resultados de la avaricia y la falta de límites humanos.

Frente a estos y tantos hechos de injusticia, el legado de la Reforma nos exhorta a ser una iglesia inclusiva, tolerante, que se reforma y transforma a la luz de las Escrituras.

Nos convoca a continuar permaneciendo en la gracia de Dios, así como permanecieron quienes nos antecedieron en la fe y arriesgaron sus vidas por la causa del Evangelio, superando aquellas barreras que aún nos impiden proclamar con fidelidad la verdad del Evangelio.

¡Que esa Gracia abundante, generosa, desmedida y desbordante nos transforme y haga crecer nuestra fe, nos haga más protestantes, nos anime a reformar nuestras vidas y nos libere de toda opresión!

Carola Tron
Moderadora Mesa Valdense

Tags:


Los comentarios están cerrados.