Nora Benech

Durante la jornada de ayer, 2 de febrero de 2018, se desarrolló la asamblea de la FFEV en las instalaciones del Parque XVII de Febrero, Playa Fomento, Uruguay.

En el marco de la LV Asamblea Sinodal Rioplatense, el equipo de prensa tuvo la oportunidad de entrevistar a Nora Benech, una de las presidentes de la Comisión Ejecutiva, y esto es parte de lo dialogado.

¿Cómo se desarrolló esta nueva Asamblea de la Federación Femenina Valdense?

-En cuanto al lema, tuvimos en cuenta lo que se trata en la Asamblea Sinodal Rioplatense, pero elegimos trabajar “Género, Gracia y Don en la Mayordomía”. Carolina Malán – de Montevideo- fue quien por la mañana realizó un devocional sobre este tema, haciendo énfasis en la Gracia.

Luego de este momento reflexivo, se compartieron los informes de secretaría, tesorería y la comisión evaluadora; esta última es la encargada de realizar una consideración de lo trabajado durante el año. También se trató lo relativo al Fondo Luisa Rostán, con un informe muy positivo y con saldos favorables; asimismo se destacó la importancia de la ayuda, no sólo económica sino también de acompañamiento a los/as enfermos/as de cáncer y sus familias.

Por la tarde, y al ser una asamblea temática, decidimos invitar a Simone Bessire desde Suiza para conmemorar los 500 años de la Reforma Protestante. Esta idea surgió con el fin de compartir la experiencia de algunas personas de la iglesia, quienes tuvimos la oportunidad de viajar a Alemania y seguir la ruta de Lutero: su casa, donde fue bautizado, donde se formó, su historia. Entonces toda la tarde estuvo centrada en recordar ese viaje, que fue muy ameno e interesante; retomando también algunos conceptos trabajado por Carolina en la mañana.

Al finalizar la exposición de Simone, trabajamos en grupos en relación a dos consignas: cuáles son nuestros miedos y cuáles son las soluciones. Fue un intercambio fructífero, nos dimos cuenta que nuestros miedos no son los mismos que antes; por ejemplo que como iglesia no seamos respetuosos/as con quienes piensan diferente y que no estemos unidos/as para enfrentar distintas situaciones; pero también nos dimos cuenta que es la unión y la fe es lo que nos mantiene juntos/as.

¿Cómo quedo conformada la Comisión Ejecutiva de la FFEV?

-Al ser una asamblea temática, no hubo elecciones; por lo tanto continuamos en el cargo de presidentas Ilda Long, Nilda Rivoir y yo. En el cargo de secretaría continúa Estela Amúz y Elsa Ávalos como corresponsal.

A la izq.: Simone Bessire

¿Cuáles son los objetivos planteados para este 2018?

-Planificamos hacer concentraciones anuales, y no cada cuatro años como veníamos trabajando; impulsada en parte por la hermosa experiencia del año pasado en Bellaco. Este año la haremos en La Concordia, que es un lugar abierto y con mucha naturaleza. Pero por otro lado, se hizo hincapié en continuar con las concentraciones presbiteriales dado que hay grupos en formación como por ejemplo en Maldonado y Piedra Blancas.

Por otra parte, al no tener demasiado contacto con las ligas argentinas –por costos y distancias- proyectamos un viaje el último fin de semana de abril a Belgrano, López, La Paz y San Gustavo.

Y mantenemos la idea de hacer visitas interligas, para fortalecernos y acompañarnos.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención – a nivel personal- de este encuentro?

-Fue muy lindo que personas que nunca habían participado de una Asamblea de la Federación se sintieran en un entorno ameno y distendido, en comparación quizás con las asambleas administrativas que suelen tornarse tediosas. Y por otro lado, fue muy positiva la participación de personas más jóvenes.

Equipo de Prensa Sinodal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *