Milena Pérez. Jacinto Arauz

El tema es interesante, además atraviesa a toda la iglesia y abarca muchísimas cosas, desde lo emocional hasta las cosas materiales. Por otro lado, la dinámica que eligieron –trabajo en grupos pequeños- es amena, y un punto importante es que estos equipos están conformados por personas con representatividad de edades; y esto, en parte, hace que nuestras opiniones sean diferentes.

Una de las cuestiones interesantes que surgieron en el trabajo grupal son las diferentes maneras de vivir la fe a través del cuerpo y las emociones. En este sentido, una manera de cuidarlos sería mantenernos con fe constantemente; pero los cultos no son una única manera de vivir la fe, como a veces se dice en mi comunidad frente a la falta de participación de jóvenes en estas instancias. En el grupo en el que participé pudimos pensar que si nosotras/os, las/los jóvenes, no queremos participar en los cultos está bien, porque lo hacemos en otras instancias y vivimos la fe de manera diferente.

Gustavo Reimondo. Flores

Me pareció excelente como lograron que fluyan las relaciones interpersonales, sobre todo hoy que trabajamos Gracia en la Mayordomía en los cuerpos. Por otro lado, si bien tenemos una relación inclusiva u horizontal con la creación, creo que el análisis empieza con lo humano, y específicamente con las/os pobres, oprimidas/os. Primero tenemos que intentar mirar la realidad desde los ojos de las/os oprimidas/os. Es muy difícil pero creo que debemos hacer ese camino que nos interpela continuamente y nos redefine; recién en este momento podemos ver la cuestión más macro de la creación, sino actuamos desde lo que tenemos naturalizado y ahí, aunque no queramos, terminamos marginando y colonizando.

Con respecto a la dinámica, si bien obtenemos resultados y reflexiones muy valorables, también es bastante exigente. En los grupos chicos se da la oportunidad de charlar, y todo lo conversado no se puede volcar en un escrito y en tan poco tiempo. Quizás esas exigencias desvirtúan el diálogo, y me hace preguntar si obtener un resultado, las consignas, es realmente lo que vale la pena de estos encuentros. Entonces, nosotras/os, como una antiquísima iglesia o movimiento de los pobres de Lyon, tenemos que volver un poco a eso, no tanto a la exigencia de la estructura sino a lo dinámico, el movimiento, a encontrar lo naturalmente viable… los afectos, el sinceramiento.


Jovita Courdin. Colonia Valdense

Estoy muy contenta. Siempre venía de suplente, es el primer año que soy titular como miembro del Consistorio de Colonia Valdense.

Me gusto mucho la metodología, fue muy ágil. Tuvimos una actividad los consistorios con tiempo de anticipación, por lo que pudimos prepararla a principio de enero y también nos reunimos con comunidades vecinas. Buscamos el significado de Mayordomía que es ser responsable; llevándolo a lo cotidiano es como el/la encargada de un campo, el/la encargada de una institución, que tiene que darle cuentas al jefe, al rey o al presidente. Entonces, nosotras/os, somos mayordomos de la creación, de nuestros cuerpos y de nuestros bienes; y tenemos que darle cuenta al Señor, a nuestro Dios. Tenemos que cuidar la creación, no hostigar nuestros cuerpos, no maltratarnos y ayudarnos; y por otro lado, entender que nos bienes pueden ser materiales pero también valores, es decir, bienes espirituales.

La temática estuvo muy ordenada. Algo positivo fue que todo los grupos eran diversos, todos teníamos un/a pastor/a, éramos de diferentes comunidades, otras realidades pero con las mismas problemáticas; eso permitió un intercambio muy rico. Los tiempos también estuvieron bien. Por otro lado, uno de los momentos especiales fueron las ‘ofrendas’ que teníamos que hacer en la puesta en común, que no eran ofrendas de dinero, sino corporales, intentando transmitir algo.

Tenemos el desafío de multiplicar lo aprendido e integrar a la asamblea a los/as jóvenes que tenemos en nuestras comunidades.

Equipo de Prensa Sinodal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *